Skip to content

ESCULTURA EN EVOLUCIÓN

1 noviembre, 2008

La escultura, desde sus orígenes ha seguido siempre un canon, unas reglas, unos pasos a seguir, pero la verdad es que siempre era lo mismo, no existía novedad alguna y entró en crisis quedando, bajo mi punto de vista, la mayoría de las veces y en los distintos períodos en segundo plano. Esto seguramente sucedió porque la pintura si que fue desarrollándose y ganándole territorio.

 

 

El arte ha tenido mucho que ver con la cultura, con la sociedad del momento en el que se ha dado, no  ha existido siempre una misma perspectiva o visión del mundo, sino que se ha ido modificando con el tiempo. Pienso que aquí reside el problema con el que la escultura se pegó con un canto en los dientes en un momento determinado, mientras que su compañera la pintura iba evolucionando, cambiando, experimentando, …, ella, la escultura quedó estancada, y llegó el momento en el que la sociedad se convirtió en “moderna” y la escultura en obsoleta.

 

 

Para salir del bache, la escultura tenía que cambiar, no podía seguir con el canon antiguo de una “figurilla” humana, por lo general en lo alto de una peana, y realizada en mármol o madera.

 

 

Estoy de acuerdo con que el Arte debe evolucionar con el paso del tiempo, y pienso que fue muy buena salida la que tuvo la escultura cuando dejo el museo y salio a pasear por las calles, por los jardines, perdiendo su pedestal y apoyándose directamente en el propio suelo, o ¿porqué no?, colgada como si fuera a echar a volar.

 

 

Por fin llegó el día en el que la escultura no era solo esa “figurilla” humana, sino que logró ser el propio espacio, el mismo que nos puede separar a ti y a mi cuando hablamos o nos miramos, por fin la escultura dejo de ser representación de persona perfecta, de no se cuantas cabezas y se dejo llevar, convirtiéndose en lo abstracto, en los sentimientos, en temas novedosos y por fin se convirtió en experimental, nada de mármol y madera con las mismas técnicas de siempre, sería algo curioso de ver en el momento en que sucedió, empleando hierros, plásticos, agua, hielo, movimiento, …

 

 

Una escultura hace grande un espacio abierto, lo enriquece, lo llena de vida y le da un carácter que antes seguramente no tenía. Pienso que algo que el ser humano haya levantado a propósito, aunque fuera un antiguo menhir o por el contrario, una torre de libretas o periódicos viejos al lado del cubo de la basura, ya modifica el espacio, ya hace que centres en ello la mirada, y que te transmita algo. 

 

 

 

Juan Enrique Alcalá-Zamora Arroyo.

One Comment leave one →
  1. 3 noviembre, 2008 1:28 am

    Estoy de acuerdo con tus comentarios sobre escultura. A proposito en mi pagina tengo varios textos sobre la escultura y el espacio….Jaume Plensa, Los Abakans, etc.
    http://www.delianegro.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: